LEGALIZACIONES

Las vías de legalización de documentos se realizan a través de la Apostilla de la Haya o por medio de la legalización consular. Los documentos antes de legalizarse podrán necesitar de un procedimiento previo de reconocimientos de firma.

¿En qué consiste la legalización de documentos?

La legalización de documentos es un proceso administrativo por el que se otorga validez a un documento público original, comprobando la autenticidad de la firma que figure en él y la calidad de la autoridad firmante del que actúa. Pueden legalizarse tanto los originales de los documentos como las copias auténticas expedidas por las Autoridades de la Administración Pública que los hayan emitido, así como los testimonios de autenticidad por exhibición realizados por Notario. Algunos ejemplos de los documentos más habituales que tenemos que legalizar o apostillar son por ejemplo un título universitario, titulación oficial académica (estudios medios o superiores) emitidos por las CCAA, certificados de matrimonio, certificados de nacimiento, certificados de antecedentes penales, documentos emitidos ante notario, etc.

Legalizamos tus documentos desde 25€

Documentos emitidos en España para que surtan efectos en el extranjero

Si vas a trabajar o estudiar en el extranjero, realizas operaciones de exportación, quieres abrir una oficina de representación o simplemente estás en trámites de solicitar un visado de reunificación familiar, nos encargamos de legalizar o apostillar tus documentos y que sean reconocidos en el país destino.

Documentos emitidos por Consulados extranjeros para surtir efectos en España

La legalización es un procedimientos que se realiza en el país origen del documento pero, los que hayan sido expedidos por Consulados o Embajadas extranjeras en España, para que puedan ser reconocidos ante Organismos Públicos y Privados españoles. El organismo competente es el Ministerio de Exteriores de España.

Las legalizaciones no caducan, pero si el documento que se quiere legalizar tiene una vigencia determinada, al finalizar la validez del mismo también lo hará el efecto de la legalización.

Realizamos los procesos previos de reconocimiento de firmas necesarios

Tanto si tu trámite trámite de legalización es por vía de Apostilla de la Haya como si lo es por la vía de Legalización consular, dependiendo de la naturaleza del documento (notarial, civil, judicial, académico, empresarial, etc.), deberá realizarse un procedimiento previo ante los Organismos Oficiales competentes para el reconocimiento de firmas. En muchos casos es un proceso largo pero necesario para que el documento pueda surtir efectos en el extranjero.

Apostilla de la Haya

La Apostilla de la Haya es un modelo de certificado acordado entre los países firmantes del Convenio de la Haya para el reconocimiento de firmas de documentos (que no de la validez de su contenido), y que puedan surtir efectos en alguno de los países miembros. El trámite de Apostilla debe realizarse en el país origen del documento.

Legalización Consular

Si un documento debe surtir efectos en un país que no es firmante del Convenio de La Haya, tiene que ser legalizado en el Consulado o Embajada de ese país en España. Para ello hay que realizar un proceso previo de reconocimiento de firmas ante distintos organismos que dependerá del tipo de documento a legalizar.

Traducciones Juradas

Los países que no comparten idioma requieren que los documentos que se legalicen estén traducidos a su idioma oficial. Para ello, la traducción debe ser realizada por un traductor jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. El ministerio tendrá que dar validez a la firma del traductor jurado para que el documento sea efectivo.

Solicita tu presupuesto de legalización sin compromiso